Sunday, 14 February 2010


Es domingo en tu pueblo, el mercurio del termómetro está en equilibrio, cero grados. Coges tu bicicleta, aquella que tan olvidada tienes, pero que te recibe con la cadena en su sitio, perfecta para dar una vuelta. Pierdes de vista a tu hermano. Subes cuestas, haces fotos, te colocas bien la bufanda, bebes agua de la fuente que te ha visto crecer y desafías la gravedad bajando las cuestas que habías subido. Atardece y vuelves a casa. Has hecho algo que llevabas necesitando demasiado tiempo.

3 comments:

Ritaa said...

Me encanta me encanta me encanta! :D Yo tambien llevo algo de tiempo necesitando hacer eso.. Jaja
1besito(L)

Blanca said...

Gracias por pasarte! a mi también me gusta mucho tu blog, te sigo yo también. :)
Ah y encantada!
muaa!

Aidowi said...

Te encontré desde Blanca, mola tu blog.
Cero grados, ¿ni frío ni calor?
Mi pueblo está en Zaragoza y hace como 7 años que no voy...Es de esos donde hay 50 habitantes, y eso en verano y en fiestas, y cada año hay 5 menos porque están todos viejitos.
Y yo ahora que leo eso de bicis, me apetece patinar. Sí sí sí, me apetece mucho. Pero los exámenes puñeteros me lo impiden.
Bueno que después de todo este rollo que no sé ni por qué te he soltado, te sigo eh? Mola el surf, por cierto.
Un besito.