Wednesday, 7 April 2010

Corremos, corremos, casi volamos, corremos, tropezamos... Está  empezando a llover en Lisboa y por las callejas del Barrio Alto y de Alfama el agua baja rápido, desafiando al tranvía más taciturno de la ciudad. Hard Rock Cafe se nos queda pequeño en comparación con nuestro apartamento de 50 metros cuadrados.
Cumples 24 años y no quieres más regalo que la compañía de tu gato. Aprovechamos que ha salido un rayo de Sol para sentarnos en la plaza de siempre. Tu cabeza encaja perfectamente en mi hombro, siempre lo has dicho. Hueles a helado de menta y estamos en febrero. Agarras mi dedo índice y con tu pulgar me lo acaricias, haciendo círculos, mientras que mi otra mano se enreda en tu pelo castaño. Parece incluso, que compartimos los escalofríos. Nunca quise estropear esos momentos con palabras pero esta vez no pude conterme:
-Eres el mar.
No me importó lo cursi o tópico que pudiese sonar. Ella es el mar. No existe por mi imaginación, mi imaginación existe por el mar.

5 comments:

Hollins said...

Buen blog, me pasaré por aquí más veces, tienes fotos muy buenas. Un beso!

berryfizz said...

Me impresionan tus textos. Sabes contar mucho en pocas palabras.
Creo que te "robaré" la frase de "eres el mar". Me ha encantado! ;)

Un beso!

Iris Castro said...

que bonita que bonita :) me encanta la foto

PMh said...

tienes un blog tan genial que se em hace imposible no seguirte.

Josu said...

Me gusta tu rollo, muy buenas fotos y los textos no se quedan atrás ;)
Te sigo!