Thursday, 22 April 2010

Ojalá todo fuesen sábanas color mostaza, helados de nata de tres bolas con cucharilla de plástico azul translúcido, gijarros grises, noches de viernes, Elvis a las siete y media de la mañana. Quiero convertirme en el roto de tus vaqueros más desgastados, en tus ojeras, en esas gafas de sol en las que se reflejan el cielo gris y los gijarros grises. Que todo se pareciese un poco a cuando chupas la nata de las oreos, al beso con que finalizamos el año, a la filosofía nohaynadaninadiequepuedaalterarmisiesta, a la leche caliente con muchos chocapic, a la terraza de El Cielo. Fotografiaré la estrella en la que siempre me fijaba, cuando caíamos rendidos después de estar todo el día hablando, despúes de llamarnos para una una tontería a las once de la noche y acabar a la una. Quiero ser aquellas conversaciones en las que todo volvía al sitio del que había salido y reconozco que mi objetivo es acabar siendo el comienzo de tu nuca.

7 comments:

Ritaa said...

Una mezcla de todas las chicas con las que convives? Me gusta(: Y sí! Di en el clavo, pero es que casi cuatro años juntos con nuestros más y nuestros menos dan lo suficinete como para conocerte tan bien(: (Sí, es un asco cuando te descubren con esa facilidad, lo sé.. jaja)

1besito(L)

Raquel said...

"Que todo se pareciese un poco a cuando chupas la nata de las oreos, al beso con que finalizamos el año"
Estoy deacuerdo contigo, el mundo sería mucho más bonito así.

The girl with rosy cheeks said...

Precioso, de verdad *.*

David said...

Me encanta la última frase.
Creo que todos, de una manera u otra, tenemos ese objetivo hacia alguien. :)
Un saludo!

Alburtt said...

me gusta mucho te sigo :)

Cristina said...

nunca he logrado fotografiar una estrella, sé que se puede atrapar en una manzana :)

PMh said...

genial